¿Qué es la felicidad?


Aquellos que visiten por primera vez el Blog, y aquellos que son ya seguidores de un tiempo a esta parte ya habréis visto que cada día dedico una "frase del día", cogida de un calendario de frases del día sobre felicidad.

Si seguís las frases veréis que lo único que tienen en común es, precisamente, la palabra "felicidad". Muchas de ellas son incompatibles y otras se contradicen, pero todas ellas dan una idea de lo que es la "felicidad". También veréis que nunca las comento, porque están puestas para que cada uno busque la frase que mejor le representa. Y es que hay tantas "felicidades" como personas.

La felicidad no es única, no es una idea que sea universal y válida para todos. Lo que para mí significa ser feliz para otro puede no serlo, y viceversa. Ante todo, la felicidad es subjetiva.

Pero... ¿qué es la felicidad? ¿Qué significa esta palabreja usada hasta el hastío (en especial en este Blog)? Si buscáis referencias en libros de filosofía o en el Dios Internet xD, veréis que pocos pensadores se han privado de dedicarle unas reflexiones a esta idea. ¿Qué es la felicidad?

En general, cuando a una persona se le pregunta el por qué de sus actos, se va indagando poco a poco en lo que él considera su "fin", es decir, su misión en la vida. ¿Por qué estudias? Para ir a la universidad. ¿Por qué ir a la universidad? Para tener un buen trabajo. ¿Por qué tener un buen trabajo? Para poder tener holgura económica. ¿Para qué ese nivel económico? Para poder dedicar mi tiempo a mí. ¿Para qué?... ... Para ser feliz.

Muchas veces habréis oído eso de que el ser humano tiene como única misión en la vida ser feliz. Feliz, feliz, feliz, feliz... mucha palabra pero poco contenido. Cuando a alguien se le pregunta por su significado, se suele quedar mudo. Todos tenemos en la cabeza una vaga y difusa idea de lo que es ser feliz, y lo que está claro es que todos queremos alcanzarlo. A veces aparece como una utopía, como algo irreal. A veces se disfraza de algo que no es.

Muchos millones de personas antes que yo (y los que vengan después) han dado su particular visión de lo que significa "la palabra" (decir felicidad tantas veces cansa un poco, que queréis que os diga xD). En esta entrada quiero hacer un pequeño recorrido superficial de lo que significa para mí, teniendo en cuenta mi situación actual y mis experiencias. Por supuesto, cada uno tiene que buscar aquello que más se ajusta a él, porque como ya he dicho antes, "eso de la felicidad" es subjetivo.

Primero me parece más sencillo empezar por lo que NO es la felicidad PARA MÍ, y que creo que se confunde bastante a menudo y con triste frecuencia:

- La felicidad NO es estar alegre todo el tiempo. La vida, el día a día, tiene cosas buenas y cosas malas. Sin cosas malas las cosas buenas no se valoran, es imposible estar alegre todo el tiempo. Quien confíe en un estado de "euforia" permanente, se dará con un canto en los dientes.

-La felicidad NO es la ataraxia, la serenidad de espíritu, la imperturbabilidad, la muerte del deseo y la tranquilidad del alma. La vida, el día a día, es un continuo fluir, ir y venir de emociones y experiencias nuevas y excitantes. Vivir así es matar la vida. La vida son las pasiones, ser feliz no es matar la vida.

-La felicidad NO es un ideal. La felicidad es una cosa concreta. No es una idea difusa e inalcanzable, sino que está llena de contenido, del contenido que tú quieras darle. Pensar que la felicidad es inalcanzables es renunciar a la vida y abrazar la muerte.

-La felicidad NO es inmóvil. Cambia de un momento de la vida a otro, de una situación a otra. No consiste en una etapa a la que se llegue y ya está, siempre está en evolución. Ser feliz no es conformarse con lo que hay y vivir así para siempre, es luchar todavía más por cambiar y experimentar cosas nuevas.

-La felicidad NO es innata. No llega por gracia divina. La felicidad se trabaja, se trabaja desde los pensamientos y desde los hábitos. No llega si nos sentamos a esperarla, sino que se tiene que desear con todas las fuerzas, en las acciones diarias del día a día.

-La felicidad NO está en el aire. No es una cosa muy bonita que te pasa si te quedas mirando al techo. La felicidad la encuentras en las pequeñas y grandes cosas: en tu amor propio, en tus relaciones con los demás, en el empleo de tu tiempo, en tus sensaciones, en tus esfuerzos, en tus experiencias nuevas, en tus desgracias, en tus fallos.

-La felicidad NO es imposible. Una persona triste, amargada, pesimista, puede ser feliz si se lo propone con toda su energía y su voluntad de cambio. Quién piense que está condenado a la tristeza no sabe lo que se pierde, ahí fuera hay mucha belleza dispuesta a ser capturada.

Más o menos esto es lo que considero, para mí, que NO es la felicidad. A la vez he ido diciendo lo que SÍ es (para mí, otra vez) la felicidad, como contraposición.

La felicidad es un sentimiento. Esto quiere decir que no es un estado de la vida, alguien no "es feliz" sino que "está feliz". "Ser" feliz es imposible, porque no en todo momento tendrás ese sentimiento de felicidad que pones como objetivo a tu vida. No obstante, decimos que una persona "es feliz" o "no es feliz". El estado de felicidad lo definiría como: disfrutar del sentimiento de felicidad el máximo tiempo posible y no hundirse ante las adversidades, sino usarlas de forma constructiva para valorar más las cosas.

Ahora voy a ser más concreto si puedo y a decir algunas de las cosas que me hacen sentir feliz. Aquí va mi definición:

-La felicidad es amor propio. Un amor no egoísta ni prepotente, sino sincero y permanente.

-La felicidad es autoaceptación, incluso tras conocer nuestros muchos errores. Podemos decir que la felicidad es autoestima por encima de todo.

-La felicidad es el sentimiento de haber aprovechado el tiempo. De exprimir al máximo las experiencias, sin malgastar el tiempo. Os recuerdo que descansar o hacer el gandul no es malgastar el tiempo, cuando descanséis descansad al máximo. Lo que sí es una pérdida es vaguear en momento de estudio, por ejemplo.

-La felicidad es emplear el tiempo en aquello que te gusta. Pero también en aquello que ahora mismo no te gusta, pero que te proporcionará un beneficio futuro.

-La felicidad es tener personas sobre las que apoyarte y con las que tienes relaciones de amistad sincera.

-La felicidad es alegrarte por el bien de los demás y no ser envidioso.

-La felicidad es ser positivo: concentrarse en la parte buena de las cosas y sólo en la negativa para mejorarla y buscar salidas.

-La felicidad es levantarse cada mañana con ganas de comerse el mundo, sabiendo que cada día es distinto e irrepetible, y que cada día puede ser maravilloso si te lo propones.

-La felicidad es luchar contra lo injusto y cambiar a mejor las situaciones de tu entorno. Es lo que se siente cuando animas a un amigo o a un desconocido, cuando ayudas a tus padres o a gente de la calle. La felicidad es ver que otro mundo más justo es posible y que puede cambiar poco a poco con nuestras acciones.

-La felicidad es entusiasmo, acometer cada nueva experiencia con ilusión desbordante y una sonrisa en la cara. Cada momento es único e irrepetible, si se vive al máximo dejará una huella indeleble.

-La felicidad es vivir el momento presente sin comprometer el futuro. Es vivir la vida sin dañar a los demás. Es sacrificar tu esfuerzo para obtener una recompensa.

-La felicidad es crecerse tras las adversidades, derrotarlas. Es evitar la autocompasión y el sentimiento de víctima. Es tener coraje y luchar contra uno mismo, con una fe ciega en tu propio poder para superar todo, y con paso firme. Es "levantarse tras cada caída". Es sacar de todas las experiencias negativas alguna enseñanza que sea útil para disfrutar más de lo que es bueno.

-La felicidad es tomarse la vida como un juego. Como un juego en el que se puede ganar o perder, pero que siempre sigue y en el que merece la pena seguir pasando de nivel, porque puede guardar sorpresas inesperadas detrás de la esquina.

-La felicidad es olvidar las heridas del pasado. Olvidar los traumas. Olvidar las malas amistades. Olvidar los malos amores. Olvidar el daño que nos hicieron. Olvidarlo, y aprender de ello: no cerrándose a la vida, sino abriéndose más a lo bueno, y aprendiendo a valorar a los que siempre han estado allí. Es ser más fuerte que las adversidades, es no dejarle al que te quiere hacer daño el gusto de verte llorar.

-La felicidad es vivir sin angustiarse por el pasado. Teniendo un ojo puesto en él, pero dejando que venga lo que tenga que venir. Bastante hay en el presente como para atemorizrse de lo que vendrá.

-La felicidad es sentirte en armonía con el Universo, sentirte capaz de todo, sentirte una persona cargada de amor creativo. Incluso en los malos momentos, sentirte una rareza, un ser único, irrepetible, perfecto, con una vida por delante a la que sacarle el máximo jugo.


Al principio iba a poner un par de líneas pero me han salido unas cuantas más xD más o menos esto significa para mí aquella palabra manoseada a más no poder. Puede que no haga falta tanto para ser feliz, puede que solo con una o dos de estas cosas, puede que con ninguna. Pero está claro que el sentimiento existe, que todos lo hemos experimentado por remota que sea la ocasión, y que todos deseamos poder vivir así, aunque nos parezca imposible.

¿Eres feliz? Yo sí lo soy. Si no lo eres, empieza a despertar a la belleza del mundo. La felicidad te la haces tú. "Que nadie te quite el derecho a ser feliz".

Ahora os dejo con la opinión de otra persona seguramente más sabia y más experimentada que yo:

"Si exagerásemos nuestra felicidad como hacemos con nuestra pena, nuestros problemas perderían su importancia" (Anatole France)

Comentarios

  1. a veces no es malo exagerar la felicidad pero sí hay que tener presente de que si tus problemas pierden importancia no buscarás la forma de solucionarlos, así que mejor el equilibrio :)

    ResponderEliminar
  2. La felicidad está dentro de tí, no la busques fuera, sino dentro. xD

    ResponderEliminar

Publicar un comentario