El camino del guerrero (I)


I: El Espíritu indomable (el Esfuerzo)


Los principios del Taekwondo son cinco: Cortesía, Integridad, Perseverancia, Autocontrol y Espíritu indomable.
Hoy hablaré del Espíritu Indomable y otro principio que va implícito: el Esfuerzo.

El Espíritu Indomable, es el espíritu del artista marcial en sí. Para aquellos que no estén habituados a la filosofía de las artes marciales o a lo oriental en general esto le resultará un poco ajeno, pero pensado bien no es algo extraño o exótico, es una forma de vida. Indomable, quiere decir que no se deja vencer por nada ni nadie, sin dejarse derrotar por las dificultades.

El Espíritu Indomable es lo que hace que un artista marcial (uno de verdad) parezca estar rodeado de un tipo de "aura" especial. Parece que nada puede con un artista marcial, o uno que viva a su manera: sortea las desgracias y pasa a través de ellas sin darse por vencido, vive todo al máximo y destaca en todo lo que hace.

¿Qué significa el Esfuerzo?

A lo largo de nuestro día a día más o menos ocupado, nos enfrentamos a una lista de pequeñas dificultades y obstáculos. Cada mañana hay que levantarse y romper la cadena que nos une a la almohada, hay que arreglarse y hay que afrontar una larga jornada de estudio y trabajo. Cuando pasan los días ese levantar se hace más pesado, nos inunda el desánimo, pagaríamos por no tener que movernos de la cama y no tener que enfrentarnos a la monotonía. En la escuela o en el trabajo, recibimos exigencias por todos lados, tenemos que estar concentrados y cumplir nuestro deber, y eso es agotador. A la vuelta a casa nos esperan más y más obstáculos. Algunos tenemos que entrenar un deporte que exige mucho física y mentalmente, otros tienen otros "hobbies" que poco a poco se han convertido en obligaciones que asfixian. Tenemos que dedicar un tiempo a nuestra familia, a nuestros amigos y a nuestra existente o no pareja. Todo ese tiempo tenemos que sonreir y mostrarnos alegres para animar a los demás. Todo cansa mucho, y al acostarnos sólo pensamos en dormir.

Este sería más o menos el día a día de una persona cansada, que ha dado muchas cosas por perdidas y que vive con la esperanza de poder dormir por la noche y descansar. Ante esto surge el Esfuerzo.

El Esfuerzo significa la ilusión de levantarte cada mañana. Significa poner el 100% de toda nuestra energía en todo lo que estemos haciendo en ese preciso instante. No es fácil mantener la atención en clase o el trabajo, a nadie le gusta trabajar. Pero ya que tenemos que ir y hacerlo, hagámoslo bien. Con energía y con entusiasmo. Con genio. Con el máximo que podamos dar.

Las cosas que se consiguen con esfuerzo son las que llenan, las que hacen que te sientas realizado como persona. Luchar contigo mismo. Luchar con tus limitaciones.

A mí no me hace ninguna gracia cuando el reloj marca las 8 de la tarde y tengo que moverme a mi gimnasio a pasar una hora de rutina agotadora de ejercicio. Pero cada vez intento aprovechar al máximo ese tiempo, y descubrirme a mí mismo y a mis dificultades. Cuando aparcas el "no puedo" o el "es muy difícil" o el "no me gusta esto, preferiría estar descansando...", etc, descubres que en realidad sí que puedes y que todo es mucho más fácil de lo que te habías esperado. Y al acabar el esfuerzo, al pasar el mal trago y haber cumplido con tu parte, al haber vencido tu propia resistencia y haberte retorcido y pataleado hasta cumplir tu meta, te sientes como si nacieras de nuevo.

Ahora, al respirar, te sientes capaz de todo. Ves al mundo ahí abajo y dices "YO puedo", sólo tengo que coger lo que es mío porque el mundo es mío.

Este es uno de los pilares del Tae Kwon Do. Uno de los pilares de la Vida misma. Cuando todo parezca negro o gris oscuro, basta con saber una cosa: los problemas están, las dificultades están y nadie las va a quitar para que yo esté más a gusto. Lo único que puedo cambiar soy yo mismo. El examen está, el problema con mi amigo o amiga está, el trabajo que tengo que hacer sigue estando, y no va a dejar de estar. Ahora, ¿cómo quiero actuar yo? ¿Actuaré como un cobarde, lloraré de forma hipócrita para compadecerme y sentirme una víctima? ¿O agarraré a la vida y la zarandearé, jugaré su juego, me levantaré y actuaré como el adulto que soy?

Al estudiar: estudiar al 100%. Al trabajar: trabajar al 100%. Al disfrutar con los amigos: disfrutar al 100%. Al estar con tu pareja: estar al 100%. Al descansar: descansar al 100%.

Sólo viviendo las cosas con esfuerzo y dejando atrás los pensamientos turbios se disfruta de los pequeños detalles de la vida.

Frase de hoy:
"Cuando uno dice que sabe lo que es la felicidad, se puede suponer que la ha perdido" (Maurice Maeterlink)

Comentarios