Nada nuevo por aquí


"He visto muchas caras tristes mirando el fondo de un vaso vacío...

Después del frenesí, vuelve el ocaso.
No hay forma de escapar al mundo, no es posible evadirse de la verdad.
Vivir a base de espejismos conlleva al desengaño.
Se deja de vivir en sí mismo, se relegan los placeres de la vida real.
Ciegamente se deja controlar al cuerpo por la pasión, pero a la vuelta sigue sin haber nada nuevo.

Nada nuevo.

No hay creación, hay destrucción.
Se libera una tensión, adquirida en el rechazo al día a día, en la aversión a la vida.
Odio a uno mismo. Odio a su existencia.
Se enmascara la insatisfacción con placeres inmediatos.
Vivir por y para el placer conlleva no poder soportar el sufrimiento.
Se escapa hacia un mundo ideal.
Fíjate en la sociedad, te impulsa: "la vida es dejarse llevar"

Lo que no dicen es que la corriente que te arrastra te estrella contra las rocas.

Después del ruido y las luces, vuelve la quietud y el silencio, no hay salida.
Las calles se han quedado vacías.
El Sol sale de nuevo como tantas otras veces.
Comienza un nuevo ciclo, una fase idéntica.

Y sigue sin haber nada nuevo"

Comentarios