Cronos devorando a sus hijos


El tiempo es algo sumamente relativo en la vida de una persona. Muchas veces usamos expresiones como "se me ha pasado volando" o "se me ha hecho eterno". Esto es así porque el tiempo, al menos en la vida humana, no es algo absoluto sino subjetivo.

Muchas veces, al vivir en el presente, no somos conscientes del avance del tiempo. Lo que estamos viviendo ahora se convierte en nuestra vida entera, y todo lo que va pasando, parece que lo hace muy rápidamente.
Al hechar la vista atrás, casi siempre decimos que todo ha pasado muy rápido (aunque cuando lo estábamos viviendo fuera casi insufrible). Así, no es contradictorio decir que estos dos años de bachillerato se me han pasado muy rápido, porque lo digo una vez que los he pasado, cambiando la perspectiva.

¿Qué ocurre con esto? Que al final, siempre nos quejamos de que la vida es demasiado corta. En realidad no lo es, pero cuando ya estás en la recta final, lo ves todo desde otra manera, y es entonces cuando pueden venir arrepentimientos del tipo "debí vivir más intensamente".

Pero... ¿cómo alargar nuestra vida?
Aparte de vivir más años gracias a una buena salud y todo eso, ¿cómo hacer tu vida más larga, viviendo los mismos años?

Los días se nos pasan más rápido si mantenemos una misma rutina. Si los días son todos iguales entre sí, nuestro cerebro se acostumbra a ellos, y se borran de nuestra memoria. Así nos da la sensación de que vivimos menos.

¿Qué ocurre cuando has recorrido un camino muchas veces? Por ejemplo, la ruta de tu casa a la escuela o al trabajo. Al final acabas andando de forma automática, y puedes ponerte a pensar en otras cosas, que tus pies te van a llevar solos.
Esa rutina automática la haces sin darte cuenta. Son esas cosas, aplicadas al resto de tareas cotidianas, las que dan la sensación de haber hecho poco y haber vivido poco.

La clave está en vivir cosas nuevas cada día.

Al vivir nuevas experiencias, se crean nuevas conexiones en el cerebro entre las neuronas, y el tiempo se aprovecha mucho mejor.

Así que... haz una lista de cosas nuevas, locas o disparatadas que puedas hacer hoy. Y hazlas. Si consigues que cada día sea distinto al anterior, tendrás una vida muy larga y fructífera.

Otra cosa, también es recomendable guardar un registro de las cosas vividas: hacer muchas fotos que capten momentos, tener un diario...
Seguro que después da mucha satisfacción recordar todo lo que hemos vivido.

Un saludo! :D

Comentarios

  1. http://www.youtube.com/watch?v=SAxnhZq4HYw

    Ya casi he acabado el libro; trabajó en Disneyland, cumplió muchos sueños de su infancia, ayudó a muchísima gente a cumplir los suyos y dejó un legado maravilloso ; creo que esa es otra forma de aprovechar el tiempo.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario