El camino del guerrero (II)



II: La cortesía
Los principios del Taekwondo son cinco: Cortesía, Integridad, Perseverancia, Autocontrol y Espíritu indomable.
Hoy hablaré de la Cortesía, un elemento fundamental, un pilar de la actitud marcial, del camino del guerrero y de una vida armoniosa.
La cortesía es una muestra de respeto, un gesto lleno de contenido.
Ser cortés significa tener simpatía por los sentimientos del otro. No es una actitud automática, carente de significado, hipócrita, vacía. Es verdadera implicación por el otro, es genuino interés.
Ser cortés significa respetar, entendiendo "respeto" con su significado más profundo. Es aquel respeto que parte de la admiración de los méritos de la otra persona, aquél que reconoce la valía del otro ser humano.
Ser cortés significa ser humilde, dejar al lado los intereses propios en beneficio del otro, eliminando la envidia, la arrogancia, el egoísmo. Ser humilde es no menospreciar lo ajeno. El valor de la humildad está puesto en entredicho en nuestra sociedad actual, sin embargo, si no eres humilde no puedes respetar realmente a una persona. ¿Acaso una persona arrogante tendrá en consideración los sentimientos del otro? No confundáis ser humilde con ser "sumiso". El Guerrero debe estar siempre orgulloso de sus acciones, debe conocer dónde está su sitio y sentirse satisfecho por todo lo que hace... pero sabe reconocer los méritos de los demás y no deja sitio al narcisismo.
Es imposible ganarse el respeto de alguien sin respetarlo a su vez. Tampoco se puede respetar a alguien que no siente respeto hacia los demás. La cortesía, pues, es un camino recíproco, de doble vía.
El Artista Marcial debe proseguir su DO, su camino, con cortesía, respeto y humildad. El camino del desprecio, la vanidad, la soberbia, el egoísmo y la hipocresía nunca lleva al Camino del Guerrero.
Así, un Artista Marcial se distingue de una persona con logros, en que el primero nunca será arrogante ni engreído. Un Artista Marcial nunca se creerá superior a los demás en ningún aspecto, porque en su Camino ha escogido ser Humilde. Es, ante todo, un servidor de la armonía en la sociedad.

Comentarios