El credo del optimista


Ser tan fuerte que nada pueda perturbar la paz de tu mente.

Hablar de salud, felicidad y prosperidad con cada persona con la que te encuentres.

Hacer sentir a todos tus amigos que hay algo valioso en ellos.

Mirar el lado soleado de todo y hacer que tu optimismo se convierta en realidad.

Pensar sólo sobre lo mejor, trabajar sólo para lo mejor y esperar sólo lo mejor.

Ser tan entusiasta acerca del éxito de los demás como lo eres acerca del tuyo propio.

Olvidar los errores del pasado y dirigirse hacia los mayores logros del futuro.

Mantener un semblante alegre en todas las ocasiones y darle a cada criatura viviente con la que te encuentres una sonrisa.

Darte tanto tiempo para mejorar que no tengas tiempo de criticar a los demás.

Ser demasiado grande para la preocupación, demasiado noble para la ira, demasiado fuerte para el miedo y demasiado feliz para permitir la presencia de problemas.

Comentarios

  1. ¿Qué ven mis ojos? ¿Es un pájaro?¿Es un avión? ¡No!¡Es un pececillo!

    Me alegro de que hayas vuelto a escribir, espero tu siguiente artículo ^^.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario