Optimismo VS Realismo


No son pocas las veces que, ante comentarios que he dicho del tipo: "si crees en algo, puedes hacerlo", "no tienes límites", "no eres consciente de tu potencial", "puedes hacer todo lo que te propongas"... muchas personas suelen tacharme de "demasiado optimista", "poco realista", "idealista" o incluso "ingenuo", y me exhortan a que me "resigne" a la realidad.

Para encarnar estas dos actitudes las he llamado Optimismo (la mía) y Realismo (la de aquellos que piensan que el Optimismo no lleva a ningún lado en el mundo real).

La diferencia fundamental entre un Realista y un Optimista, es que el primero sabe cuál es su potencial, y el segundo sabe que no sabe cuál es su potencial. Me explico.

Ante su situación vital, el Realista no aspira a mucho más. "Las cosas son como son": y por lo tanto no pueden cambiar mucho. Piensa que algunas personas nacen con un "don" especial, y por eso triunfan más que otras en determinados aspectos de la vida. Un Realista ve a una persona feliz, sana, rica, poderosa y admirada y sabe que él nunca llegará a ser como esa persona. Porque el Realista es consciente de que ha alcanzado su potencial máximo, y la vida que tiene es la vida que le corresponde. Por lo tanto, el Realista no se marca metas muy elevadas, ni confía ciegamente en su capacidad de afrontar los problemas... simplemente se atiene a la realidad de su momento, intentando ser feliz con lo que tiene, no complicarse mucho la existencia y convertir su envidia por aquellas personas Alfa (llamémosle así a una persona capaz de cumplir sus sueños completamente) en simple resignación.

Por decir un número, el 95% de la población practica el Realismo, ya que piensan que es el modo más lógico de vivir, el que menos sufrimientos conlleva y el que más se adapta a su realidad.

Por eso digo que el Realista "sabe cuál es su potencial", porque actúa como si su "tope" fuese la situación actual, es decir, ya no puede crecer más.

Por otra parte tenemos al Optimista, o "idealista ingenuo", con el que me identifico personalmente.

El Optimista ve la vida como un camino de aprendizaje infinito. Por lo tanto, ve su situación actual como un abanico de posibilidades para seguir mejorando en todos los aspectos de la vida. El Optimista ve su situación vital (sea la que sea) y se dice a sí mismo "yo puedo ser más". Es por ello que se marca objetivos y sueños, y lucha por cumplirlos. El Optimista aleja de su mente los pensamientos agoreros que incitan al estancamiento, desconfía de la gente pesimista que le dice que sus sueños son inalcanzables, intenta obtener la enseñanza de cada experiencia vital y aprovecha cada momento al máximo. Por eso, ante un problema, el Optimista no tiene reparo en asegurar con firmeza que "puede superarlo". No importa cuantas "pruebas" haya en su contra, el Optimista nada contracorriente porque aleja esas trabas de su camino y confía en su autosuficiencia. El Optimista sabe que está cargado de defectos, pero en vez de verlos como una maldición, le suponen una agradable tarea de superación. El Optimista vive entusiasmado cada día, con una ilusión que desborda a los demás y que repercute en ellos.

Por eso digo que el Optimista "sabe que no sabe cuál es su potencial", porque intuye que su potencial es infinito y que sólo depende de su voluntad, por eso actúa sin miedo ante cualquier adversidad porque sabe que aún no ha alcanzado su potencial, y que puede seguir creciendo en todos los aspectos.

Ahora bien, el Optimista no es un "Realista camuflado de optimismo", no. Quiero decir, no confundáis al Optimista con aquellas personas que viven autoengañándose, diciéndose a si mismo que todo es bonito, todo es feliz y todo es alegría, pero viven estancados en su realidad igual que un Realista haría. No, este "Falso Optimista" es el responsable de que muchas veces "optimismo = ingenuidad", ya que vive su vida de la misma forma que el resto de personas, sin actuar para mejorar incansablemente como lo haría un verdadero Optimista.

En resumen, el Realista ve la realidad y dice "esto es". El Optimista ve sus sueños y dice "esto será".

La cuestión es, que, compartiendo una misma realidad, y ahora viene lo importante...: el Optimista triunfa más, consigue más sus sueños, es más feliz, crece más, se relaciona mejor y tiene mejor autoestima que el Realista.

Tal vez en otros tiempos esto no hubiera ocurrido así, pero en la sociedad en la que afortunadamente vivimos actualmente, donde las oportunidades abundan, el entorno favorece al Optimista.

El que practica el Optimismo sufrirá muchas más caídas que el Realista, pero actualmente esas caídas solamente son experiencias enriquecedoras. En un pasado no muy lejano, o en otras sociedades actuales, quizá lo más inteligente sea atenerse al Realismo y evitar sufrir disgustos. Pero los tiempos han cambiado, y favorecen a los Optimistas.

Es por eso que la mayoría, sino todas, las personas Alfa (pensad en vosotros mismos cumpliendo todos vuestros sueños y viviendo la vida que siempre habéis querido: eso es ser Alfa) son Optimistas.

Tened en cuenta que a veces digo "practicar" el Optimismo. Esto quiere decir que una persona puede "nacer" siendo Optimista, pero también puede "aprender" a serlo, ya que el pensamiento humano es tremendamente moldeable.

Si reconocéis en vosotros algún aspecto del "Realista" en vuestra vida, simplemente reflexionad si cambiando vuestra visión de la vida podríais conseguir mejorar vuestros objetivos. Nadie aprende en cabeza ajena. No pretendo "inculcaros" esta forma de ver la vida, sino que seréis vosotros quienes, con suerte, la descubráis en vuestra propia experiencia en un momento o en otro.

Además, soy partidario de que en cada persona hay un "Optimista Interior" dispuesto a ser descubierto.

Un saludo! :D

PD: Tened en cuenta que nunca he hablado del Pesimismo. Este no tiene cabida en esta reflexión, puesto que una y otra vez he comentado lo perjudicial que es en todos los aspectos.

Comentarios

  1. Me gusto este articulo. De aquí nacería otro para explicar como pasar de realista a optimista. El que te digan la diferencia no necesariamente te ayuda a cambiar, aunque no niego que si te da ciertas nociones.

    ResponderEliminar
  2. Yo soy realista positiva. Veo la realidad de las cosas, pero actuo para que mi vida sea lo mejor posible, pero sin excederme en mis limitaciones.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a todos por vuestros comentarios.

    Este artículo lo escribí hace tiempo, y ha llovido lo suficiente como para que mi punto de vista haya cambiado en algunas cosas.

    Luis Oscar, cada persona es un mundo y el camino hacia transformar la personalidad en nuestro beneficio es costoso, por lo que solo puedo aportar mi experiencia personal. Una de las cosas que más me han ayudado es cortar mis lazos de dependencia con los demás y con el exterior, en el sentido de potenciar mi independencia no dando tanta importancia a la opinión y expectativas que tengan los demás de mí.

    Abecedaria, me parece interesante tu forma de ver la vida, enhorabuena.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario