Dos cualidades para triunfar en la vida


Dos cualidades debe tener una persona para triunfar en la vida, esa es mi opinión.

Triunfar en la vida no es ser rico ni famoso ni hacértelo con un montón de tíos/tías, es cumplir y lograr tus objetivos y tus sueños personales (lo que no quiere decir que no sea objetivo tuyo ser rico o famoso o tener potente "sex appeal", que también puede ser)

Dos cosas son necesarias, y dos cosas son suficientes. No son palabras iguales: "necesarias" y "suficientes", pero se complementan. Si no tienes esas dos cualidades, difícilmente podrás triunfar. Si las tienes, difícilmente podrás "no-triunfar".

Pensad, por un momento, ¿según vosotros, qué cualidades se necesitan para triunfar? Podemos pensar en ser atractivo físicamente, ser inteligente, ser divertido, ser ambicioso, ser hábil socialmente... Todas esas son cualidades que sin duda pueden ayudar a triunfar a las personas. Supongo que ya me iréis conociendo, ya sabéis de sobra que NO hablo de estas cualidades.

Hablo de cosas que permiten que, sin ningún "don" de la naturaleza, seamos capaces de obtener todo lo que he dicho antes, y mucho más. Hablo de ser "los mejores" en todo. Entiéndase "ser el mejor" no como algo competitivo y comparativo con los demás, sino con nosotros mismos: evolucionar, llegar a nuestros límites y superarlos.

Además, son cosas "necesarias" y "suficientes" para triunfar. Ser guapo, o listo, o sociable, o incluso las tres cosas combinadas, no son garantía de triunfo. Todos conocemos ejemplos de personas que parecen tener muchos "dones", pero que sin embargo no progresan y están atascados.

Vale, basta de introducción, ¿no? Ahora explicaré mi punto de vista.

Necesitas, para triunfar en todo lo que te propongas, dos cualidades: "capacidad de aprendizaje" y "voluntad de mejora".

Parecen la misma cosa pero no es exactamente lo mismo. "Voluntad de mejora" es saber reconocer de forma humilde que no somos perfectos, y que queremos ser mejores en TODOS los aspectos de nuestra vida. "Capacidad de aprendizaje" es poder seguir dicho camino de perfeccionamiento, e implica saber usar buenas técnicas, saber aprender y copiar a los mejores, y, cómo no, estar dispuesto a sufrir y a sentir frustración en el trayecto.

Pensadlo. "Voluntad" es deseo, anhelo, marcarnos objetivos, ver un futuro mejor como posible, ilusionarnos, abrir nuestra mentalidad... "Capacidad" es ponerse en marcha, ser constante, saber superar las dificultades (y preverlas antes de que lleguen), no darse por rendido, buscar métodos eficaces...

Juntos, Voluntad + Capacidad = Aprendizaje. Y el aprendizaje lo es todo.

Porque el aprendizaje es lo único que puede hacer que pasemos de la "nada" al "todo".

Si tienes la voluntad y fortaleza necesaria para aprender de tus errores, observar a la gente de tu entorno y ser humilde, entonces, sencillamente, podrás conseguir TODO lo que te propongas.

Os propongo este punto de vista... Imaginaos a vosotros mismos nada más nacer. Sois unos preciosos bebés totalmente indefensos, dotados de unos instintos básicos de supervivencia y unas reacciones más o menos inconscientes. Llorar si tienes hambre para llamar a tu madre. Buscar instintivamente su protección (los niños muy pequeños distinguen el olor y la voz de su madre muy bien).

Vale. Imaginad ahora que ahora mismo fueseis igual de hábiles y tuvierais las mismas destrezas que un bebé recién nacido. Os daréis cuenta de que sería imposible, porque vosotros sois muchísimo más capaces que un bebé recién nacido en todos los aspectos. ¿Y de dónde ha salido esa inteligencia, esa habilidad social, esa complejidad interna...? Obviamente, algo ha salido de nuestra propia biología... pero ¿el resto? El resto es APRENDIDO.

Ninguno nacemos con la "ciencia infusa". Nuestra condición biológica imprime en nosotros una serie de pautas de comportamiento más o menos comunes en nuestra especie humana. ¿Pero cómo explica eso el hecho de que no hay dos personas completamente iguales? Es la EXPERIENCIA y el APRENDIZAJE lo que nos moldea más determinantemente.

Pensad en aquel chaval que tiene una habilidad casi alucinante para tratar con la gente, aunque sea con desconocidos. ¿Por qué él sí y yo no? Porque él, simplemente, lo ha aprendido, y yo no. Tal vez su entorno fuera más propicio en ese aspecto: modelos socialmente muy hábiles a los que seguir, una infancia y adolescencia con mucho contacto con la gente... quizá nosotros no hemos tenido esas condiciones ambientales.

Todo es aprendido (o "casi todo"). Tener "Voluntad de mejora" y "Capacidad de aprendizaje" hace que tengas el poder de la experiencia en tú mano. Que seas tú quien elijas qué cosas aprender, cómo aprenderlas y qué experiencias y estímulos recibir.

Si hay una persona que triunfe en un determinado aspecto, obsérvala. Obsérvala cuidadosamente. Fíjate en lo que hace, en cómo lo hace, en lo que piensa y en lo que sueña. Hazle una "disección" interna. Si a él le va bien, "es que está haciendo algo bien", así que ¿qué mejor que encontrarlo, y aplicártelo a ti también?

Si detecto una laguna muy importante en algún aspecto de mi personalidad, ¡enhorabuena, ya tengo trabajo por donde empezar! Si soy muy violento o me irrito o salto con facilidad, debería plantearme la pregunta... ¿cómo mejorar en este aspecto? ¿Podría ser más tolerante a la frustración y vivir más calmado? ("Voluntad de mejora"). ¿Cómo? Podría, en primer lugar, buscar información en libros sobre el tema. Practicar algunas técnicas de auto-control. Bajar un poco el stress de mi vida. Disfrutar más de mis aficiones. Vigilar mis pensamientos y sustituir mis "Errores" por alternativas más racionales ("Capacidad de aprendizaje").

Si tomo el camino de la mejora, éste no acaba nunca. Porque siempre hay cosas en las que mejorar: "nadie es perfecto", y nadie nunca lo será. Y mucho menos nosotros, que hemos aprendido a ser humildes. Pero podemos "mejorar" cada vez que superamos una barrera nuestra que pensábamos insalvable.

El aprendizaje no es nada fácil. No os quiero engañar ni prometeros la píldora de la felicidad. Aprender es muy duro, tanto para nuestro orgullo como para nuestra ilusión. Nuestro orgullo se resiente al reconocer nuestros errores y al aceptar que hay gente mejor que nosotros. Nuestra ilusión decrece cuando nos llevamos muchos palos y en las etapas en las que no vemos ninguna mejoría.

Pero si un camino se hace cuesta arriba, aunque sea duro, podemos estar seguros de que conducirá tarde o temprano a la cima de la montaña.

Con la vista puesta en el horizonte, da exactamente igual cómo estemos ahora mismo. Siguiendo estas pautas, podemos cambiar radicalmente nuestras vidas y nuestro modo de vivirlas. Al hacer lo máximo que está en nuestras manos para mejorar, seremos superiores a todos aquellos que "son muy buenos", pero que se han quedado estancados.

Recordad ante todo también, que somos humanos, así que no os castiguéis duramente por vuestros errores, y dar gracias por tenerlos, porque os abren los ojos y el camino.

Ya sabéis lo que toca si queréis triunfar en la vida: iniciar un camino de autosuperación personal, intransferible y muy, pero que muy, muy, muy estimulante y divertido.

Ya, como consejo a aquellos que se han sentido motivados por mis palabras, intentad trabajar vuestros puntos más débiles y vuestras inseguridades más grandes. Aquello que más os moleste será el terreno de aprendizaje más fructífero. Si soy muy, muy tímido, hay que trabajar a saco con la comunicación y la habilidad social. Si estoy hecho un desastre en mi carrera, estudios o trabajo, hay que potenciar eso hasta la saciedad aprendiendo mejores técnicas (memorización, organización, motivación...) y llevarlas a la práctica.

Pronto veréis que, en cuanto empecéis a aprender cosas que realmente os sirven y os motivan, amaréis esta vida que os ha tocado y os deleitaréis con todas las cosas que os quedan por aprender.

Un saludo! :D

Comentarios

  1. Me ha gustado mucho tu artículo. Sin embargo, por bonito que parezca el camino de la autosuperación, me da la sensación de que influyen bastante más circunstancias ajenas a nuestra voluntad (con una determinista te has topado). No, no somos libres ni tenemos la capacidad de elegir triunfar en la vida. Nos hacen creer que lo somos, nos hacen creer que somos responsables de cómo nos vaya. De este modo se puede juzgar en los tribunales a cualquiera, lo que desde luego es necesario para mantener el orden social. Así nos podemos poner medallitas felicitándonos por lo bien que lo hemos hecho. Me pregunto qué valor tiene el derecho en sí mismo. Realmente no hemos tenido elección. Desde que nacemos, son tantas las circunstancias ajenas que nos encaminan. Nuestra voluntad queda anulada (e incluso nuestra voluntad está ahí por circunstancias que ni de lejos hemos elegido). Pensemos en un asesino. El "mal" no es él, sino el mundo que ha vivido, que le ha llevado allí. Desde su familia y entorno hasta la moral colectiva. Pensemos en los ejecutores de la barbarie nazi o de la comunista de Stalin, o cualquier otra. No podían elegir, estaban anulados por el movimiento. También es así en nuestra querida democracia, y en cualquier anarquía (no defiendo ningún sistema político. Aunque desde luego, agradezco haber nacido en democracia)

    Por todo esto, nada tiene que hacer una persona muy trabajadora, con voluntad de mejora y capacidad de aprendizaje compitiendo en este mundo contra alguien que tenga las habilidades que la otra persona "per se". Que las tendrá de forma innata y adquirida, porque sus capacidades y circunstancias se lo habrán permitido.
    No obstante, no voy a negar que todos tratamos de mejorar, lograr nuestro objetivos (que ni mucho menos hemos elegido libremente: los tenemos por haber nacido aquí y ahora, tener los referentes, la familia, los amigos y el televisor que tenemos), y por eso considero que lo que dices puede ser de ayuda. No olvides el autoconocimiento. Es anterior a la voluntad de mejora y por tanto a la capacidad de aprendizaje. Yo diría que es la única cualidad necesaria (aunque no suficiente) para triunfar.

    ¡Saludos! Me has hecho pensar (:
    Por cierto, soy Marina XD

    ResponderEliminar
  2. Hola Marina! Ante todo, muchas gracias por tu comentario, supongo que te habrá costado bastante tiempo escribirlo xD

    Respecto al determinismo del ser humano, he de decirte que soy completamente consciente y que estoy de acuerdo contigo en que no vivimos en una torre de marfil, alejados de influencias de nuestro entorno, circunstancias, ambiente y condiciones vitales. Por eso, he intentado no usar palabras como "siempre" o "todo" cuando hablaba de la capacidad de mejora y de aprendizaje, porque es evidente que hay una parte no pequeña de nuestra personalidad y de nuestro destino que no nos corresponde a nosotros elegir.

    Tu postura me parece muy sensata, pero quizá estés cayendo en uno de los peligros del determinismo, y este es el determinismo extremo. Tú misma has escrito "No, no somos libres ni tenemos la capacidad de elegir triunfar en la vida" y "Nuestra voluntad queda anulada".

    Estas palabras se asemejan mucho en mis oídos a otras fruto de la impotencia y el desengaño como "no soy libre", "las cosas son como son y van a seguir siendo así", "no tengo poder en mi vida", etcétera.

    Estoy de acuerdo contigo en que el determinismo influye. Ahora bien, discrepo frontalmente ante el cariz que le das de radicalidad. ¿No somos capaces de elegir triunfar en la vida? ¿Estás segura? ¿Por qué la gente triunfa a veces, entonces? ¿Han sido ellos los destinatarios de algún "don" celestial? ¿Debemos agachar la cabeza, pues, y conformarnos con lo que tenemos?

    Esa mentalidad en concreto es precisamente una de las causas de que la gente no consiga todo a lo que aspira. El "no tengo nada que hacer", consecuencia de un determinismo para nada realista.

    Vivimos, como bien dices, afortunadamente, en una democracia. Eso significa que nadie nos está apuntando a la cabeza con una pistola. Somos libres. Y digo "somos libres" no en el plano metafísico de la libertad ideal del ser humano sin influencias del entorno y tal y cual. Somos libres porque nuestro destino depende un 95% de nosotros mismos y de nuestra mentalidad.

    Claro, no hablo de que "todos tratamos de mejorar y lograr nuestros objetivos". Hablo de una mentalidad radicalmente distinta a la de "todos". Hablo de ser, precisamente, responsables de nuestro destino. Responsables de nuestro éxito y nuestro fracaso. Porque todos lo somos, aunque podamos no ser conscientes de ello.

    Hablas de algunos ejemplos sobre determinismo que, valga la redundancia, ejemplifican bastante mal la realidad del 95% de las personas. No somos ni asesinos ni estamos bajo un régimen nazi, somos gente occidental más o menos normal. Y mi blog está dedicada a esa gente más o menos normal, que no tiene un determinismo fuerte en su vida, y sin embargo sigue pensando que no puede tomar el control de lo que le pase. ¡Todas nuestras decisiones tienen consecuencias! Si aprendemos a tomar buenas decisiones, conseguiremos buenos resultados, ni más, ni menos.

    ¿Realmente piensas que no podemos elegir triunfar en la vida? Si es así, deberías dejar de esforzarte en todo lo que crees, porque, según el determinismo más extremo, todo está escrito en nuestras circunstancias y no hay nada que nosotros podamos hacer.

    Estas cosas que escribo de vez en cuando no surgen a partir de una reflexión filosófica. Parten de la observación. De ver día a día cientos de personas. De observarlas, observar como piensan, y analizarlas. Y la experiencia, propia y ajena, me ha confirmado que la gente puede cambiar y puede multiplicar su potencial de forma inimaginable.

    En cuanto a lo que comentas sobre el derecho, la verdad no soy muy experto en ese tema y prefiero no meterme xD

    ResponderEliminar
  3. (Parte 2 xD)
    Por último y respecto al autoconocimiento, no podría estar más de acuerdo contigo en que es necesario conocerse a sí mismo antes de tener voluntad de mejora. De alguna forma, lo he incorporado de forma implícita al concepto de "voluntad de mejora", ya que no puedes detectar tus fallos y tus caminos de posible progreso si no te conoces primero.

    Un saludo y gracias de nuevo por comentar! :D

    ResponderEliminar
  4. Hola. Estoy absolutamente de acuerdo contigo Señor X. Hace un tiempo me pasaron un correo que a mi parecer refleja claramente lo que los que sustentan el "poder" hacen con los ciudadanos de "a pié", a lo mejor ya lo conoceis. Esto era una ranita que estaba en una cazuela calentándose a fuego muy lento. Al principio la ranita se sentía super a gusto, como cualquiera tomando un baño calentito. A medida que el agua se calentaba más, se iba sintiendo más amodorrada y sin ganas de hacer nada, ni protestar. Cuando el agua llegó a su punto de ebullición, ya era tarde para la ranita de escapar y murió. Si el agua hubiera quemado desde el principio, la ranita como mucho se habría quemado las patitas un poco, pero del salto que hubiera pegado habría salvado su vida. El significado de esto es que nos lavan el cerebro poco a poco, con cosas maravillosas pero impidiéndonos pensar si es lo que nos conviene para que no luchemos.
    Bueno, esto es lo que más o menos pienso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. ea! arriba todo! claro q podemos ser lo que queremos! clarso que si tenemos que esforzarnos, un ejemplo benito juarez! era un indio que vivia en una etnia no sabia leer ni escribir , su hambre por superarse las ganas que tenias de aprender de leer y otras sircunstancias historicas que no cabe mensionar, lo llevaron hacer una gran personaje, termino siendo presidente de mexico. , ahora voy siempre hay q tener metas a corto largo y mediano plazo es mi simple filosofia y mi humilde opinion hay q tener voluntad y no solo eso tambien el deseo es muy importante para logar lo que te propones tienes q desearlo intensamente, disciplina , determinancion de lo que se quiere ser y hacer , claro suena bonito pero no es facil, pero con la voluntad Deseo diciplina determinacion y fijandote metas se logran cumplir objetivos se tiene q perseverar, y cuando una meta no se cumple no es un fracaso! es un avance! recuerdo que lei por algun lado que Thomas Alva Edison llebava 1mil intentos fallidos para inventar la bonbilla electrica, y personas cercanas le preguntaban, que si no se cansaba de errar de fallar , y el respondio, amigos no estoy fracasando estoy 1mil intentos mas serca de hacer la bombilla electrica. lo mas importante son tus deseos y metas,nunca pierdas el camino de tus metas!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario