Diseñan un "bisturí inteligente" que detecta el cáncer.



Artículo publicado en Sufragium (noticia aquí):

Después del "iPod", del "iPhone" y del "iPad", llega el "iKnife". Pero esta vez no se trata de un nuevo dispositivo de Apple, sino que ha sido desarrollado por la empresa húngara MediMass. Y tampoco es un nuevo móvil, sino un nuevo bisturí "inteligente".

El bisturí es la herramienta más importante del cirujano. Básicamente, es un "cuchillo" muy afilado que se usa para cortar dentro del cuerpo humano, y de esta forma solucionar algunas enfermedades, por ejemplo los tumores. Actualmente se utilizan sobretodo los electrobisturís, que no cortan con una hoja de metal afilado, sino con una corriente eléctrica que "chamusca" lo que toca (con lo que sale humo cada vez que se usa).

La novedad del iKnife es que analiza ese humo, mediante un sistema complejo de espectrometría de masas, y en unos tres segundos es capaz de decirle al cirujano si lo que ha cortado es cáncer o no. Actualmente, cuando hay que extraer un tumor, el cirujano corta con un cierto margen dentro del tejido sano, para asegurarse de que no hay restos microscópicos del cáncer que se le pasen por alto. En caso de duda, puede tomar una muestra y enviarla a analizar al laboratorio, pero esto suele durar una media hora, durante la cual el paciente sigue en quirófano bajo anestesia general.

La ventaja del iKnife es su rapidez y precisión. En su primera prueba, ha conseguido diagnosticar tejidos de 91 pacientes con un 100% de acierto. Antes del ensayo, los investigadores crearon una base de datos de los de los diferentes "humos" que surgen al cortar unos 3.000 tejidos humanos distintos. Según los expertos, el iKnife podría reducir el número de personas que necesitan una segunda operación contra el cáncer.

Las aplicaciones del iKnife no terminan aquí. También se podría usar en el ámbito de la seguridad alimentaria (por ejemplo, para diferenciar carne de vaca de carne de potro, tras el escándalo en el que se vendió en Europa carne de caballo fingiendo que era de ternera), y, además, podría detectar bacterias, ya que entonces el "humo" que sale al cortar con el iKnife tiene una composición molecular distinta.

Actualmente el prototipo cuesta unos 300.000 euros, pero se calcula que en dos o tres años pueda estar disponible en los hospitales.

¿Crees que el iKnife es un invento prometedor en el ámbito de la salud? ¿Crees que no merece la pena por su alto precio? ¿Opinas que no será de utilidad real? ¿Piensas que dentro de unos años este aparato podría generalizarse?

Enlace:

Comentarios