"De toda la vida se ha hecho así". La apelación a la tradición.


_____________________________________________________________________
"Resumen para vagos"

La apelación a la tradición o "ad antiquitatem" consiste en creer que algo es bueno o verdad por ser más antiguo. Lo contrario se llama "apelación a la novedad". 
Ambas son falacias, ya que la verdad o falsedad de una afirmación no tiene nada que ver con la "edad" que tenga.
______________________________________________________________________

¡Hola a todos!

Continuamos con nuestro curso de "falacias" o "trampas" en la argumentación.


Para quien sea nuevo en este blog, haré una pequeña introducción al tema en este párrafo: una "falacia" es un argumento o razonamiento que parece bueno o válido, pero que no lo es. Encontramos falacias allá donde haya una discusión o un debate cualquiera, y esto es muy frecuente: desde la política hasta tus conversaciones con tus amigos sobre temas del día a día, pasando a lo que vemos por la televisión o leemos en los periódicos, lo que encontramos por internet y, en definitiva, casi siempre que dos personas comparten información. A veces estas falacias se usan sin querer, por desconocimiento. Otras veces se usan para engañar y convencer a los demás a toda costa. Es por eso que me gusta llamarlo "trampas", porque es una metáfora bastante gráfica. Al igual que ocurre con las trampas, como los cepos para osos o los agujeros tapados con redes, las falacias pueden ser peligrosas. No obstante, podemos esquivar ambos tipos de trampas si las conocemos y no nos dejamos fiar por las apariencias. Si quieres saber más, haz click en la etiqueta Falacias o "trampas".


Hoy hablaremos de una trampa conocida como "apelación a la tradición". En latín se denomina "ad antiquitatem". Como veis, muchas de las falacias tienen nombres en latín porque fueron ya estudiadas en la Antigüedad Clásica. Esta trampa se refiere precisamente a la "antigüedad" de las cosas.

Una apelación a la tradición consiste en afirmar: "esto es correcto porque siempre se ha hecho de esta manera". 

Basamos la verdad o mentira de una afirmación en lo antigua que es. Veamos unos ejemplos:
  • Mi padre nunca permitió que su mujer le levantara la voz.
  • En Navidad siempre hemos traído a casa árboles arrancados del bosque, ¿por qué ahora tendremos que comprar uno de plástico?
  • Debe ser una mala idea porque nadie lo ha hecho antes.
  • Estas leyes se han estado aplicando durante 100 años. No hay razón para cambiarlas.
  • Las mujeres deben quedarse en casa porque así se ha hecho siempre.
  • Durante miles de años los cristianos han creído en Jesucristo. El cristianismo debe ser cierto para haber persistido tanto tiempo, incluso enfrentándose a la persecución.
  • Esta medicina alternativa debe ser muy buena porque la llevan usando los chinos desde hace miles de años.
  • Esta es la mejor pastelería de la ciudad, porque es la que lleva más años abierta.
  • La sociedad siempre se ha desplazado montada a caballo. No hay por qué viajar ahora en coche.
En todos estos ejemplos estamos suponiendo dos cosas:
  1. Que la antigua manera de pensar fue probada como correcta cuando se introdujo (lo cual puede ser falso, ya que la tradición puede estar basada en fundamentos incorrectos)
  2. Que las razones que probaron este argumento en el pasado son actualmente vigentes para hoy (lo cual puede ser falso si las circunstancias han cambiado)
También se asume que conservar las tradiciones es preferible a la posibilidad de un cambio, lo cual también puede ser incorrecto.

Si alguien intenta defender las corridas de toros con el argumento de "es una tradición", está planteándonos una trampa "ad antiquitatem". ¿Las circunstancias sociales son las mismas hoy en día que cuando se instauró la tauromaquia? Claramente no, puesto que la sensibilidad hacia el maltrato animal ha cambiado desde entonces. Da igual que algo sea "tradición" o no, lo importante es discutir si hoy en día este asunto tiene cabida en la sociedad.

De igual manera podríamos decir que todas las tradiciones son buenas y deben mantenerse. Esto incluye las luchas de gladiadores, la quema de brujas de la Inquisición o la tradición de morirse de hambre y sucumbir a las enfermedades infecciosas, por ejemplo.

Si nos pasamos de largo, y pensamos que todo lo que es antiguo es malo, y todo lo nuevo es bueno, caemos en la trampa opuesta: la "apelación a la novedad". Ejemplos de la apelación a la novedad son:
  • Para tener un sistema más estable es mejor bajarse la última versión del programa.
  • Para perder peso es mejor seguir la última dieta.
  • La empresa funcionará mejor ahora que ha sido reformada.
  • Este sistema operativo es mejor que aquel otro, tiene un diseño mucho más nuevo.
  • El nuevo iPhone será mejor que el actual.
Recordad que la verdad o falsedad de una afirmación no tiene nada que ver con la "edad" de la misma.

¡Un saludo! :D

PD: ¡comparte esta entrada en Facebook o Twitter! ¡Es el último artículo, y por lo tanto el mejor! xD

Comentarios