Milagros y supersticiones. Las falacias del "post hoc" y "cum hoc"


¡Hola a todos!

Aquí seguimos con nuestro pequeño curso de "falacias" o "trampas" de los argumentos.

Para quien sea nuevo en este blog, haré una pequeña introducción al tema en este párrafo: una "falacia" es un argumento o razonamiento que parece bueno o válido, pero que no lo es. Encontramos falacias allá donde haya una discusión o un debate cualquiera, y esto es muy frecuente: desde la política hasta tus conversaciones con tus amigos sobre temas del día a día, pasando a lo que vemos por la televisión o leemos en los periódicos, lo que encontramos por internet y, en definitiva, casi siempre que dos personas comparten información. A veces estas falacias se usan sin querer, por desconocimiento. Otras veces se usan para engañar y convencer a los demás a toda costa. Es por eso que me gusta llamarlo "trampas", porque es una metáfora bastante gráfica. Al igual que ocurre con las trampas, como los cepos para osos o los agujeros tapados con redes, las falacias pueden ser peligrosas. No obstante, podemos esquivar ambos tipos de trampas si las conocemos y no nos dejamos fiar por las apariencias. Si quieres saber más, haz click en la etiqueta Falacias o "trampas".


Hoy vamos a aprender a detectar dos tipos de trampas. Antes de explicarlas, veamos un par de frases de ejemplo:


  • Mi padre tenía cáncer y fue a peregrinar al santuario de Lourdes (Francia), después se curó del cáncer.
  • El gallo siempre canta antes de la salida del sol.
  • Me dolía la cabeza y me tomé una aspirina. Ahora no me duele más la cabeza.
  • He fumado durante veinte años y ahora tengo cáncer.
  • Las personas que fuman ligan más.
  • Muchos esquizofrénicos fuman marihuana.

Hasta ahora, lo que hay aquí son datos. Estas frases son afirmaciones, pero no son argumentos. Estos datos pueden ser verdad o mentira, pero eso no es lo que nos interesa ahora, así que supongamos que todo esto es verdad. De momento, no hay ninguna trampa aquí. Atentos a lo que sigue:

  • Mi padre tenía cáncer y fue a peregrinar al santuario de Lourdes (Francia), después se curó del cáncer. Su peregrinación curó su cáncer: ¡es un milagro!.
  • El gallo siempre canta antes de la salida del sol. El gallo causa que el sol se levante por las mañanas.
  • Me dolía la cabeza y me tomé una aspirina. Ahora no me duele más la cabeza. La aspirina me ha quitado el dolor de cabeza.
  • He fumado durante veinte años y ahora tengo cáncer. El tabaco me ha causado el cáncer.
  • Las personas que fuman ligan más. Fumar aumenta las probabilidades de ligar.
  • Muchos esquizofrénicos fuman marihuana. La marihuana causa esquizofrenia.

Las partes en negrita, que son las continuaciones "naturales" de cada frase, o las conclusiones que sacaríamos a simple vista, son una trampa. Los datos que tenemos (es decir, las frases anteriores) no nos permiten sacar estas conclusiones, estamos usando argumentos incorrectos. Igual que podemos caer nosotros en esta trampa, sin querer, nos la pueden "lanzar" a propósito, así que aprendamos bien a detectarla y combatirla.

Los cuatro primeros ejemplos corresponden a la falacia del (no os asustéis) post hoc, ergo propter hoc. Es una frase en latín que significa "después de esto, luego a consecuencia de esto". También se llama correlación coincidente o causalidad falsa. Se suele abreviar como falacia del "post hoc".

Los dos ejemplos últimos tratan de la trampa del cum hoc, ergo propter hoc, ("con esto, luego a consecuencia de esto"), o simplemente "cum hoc".

Ambas trampas son muy parecidas, y se basan en asumir que algo (A) es la causa de otra cosa (B), sin tener suficientes pruebas de que esto sea cierto:

  • Ocurre A, y después ocurre B. Si decimos que A causa B, es un post hoc.
  • Ocurre A a la vez que B. Si decimos que A causa B, es un cum hoc.
¿Complicado? Volvamos a los ejemplos:
  • Mi padre fue a Lourdes (A) y después se curó del cáncer (B). Su peregrinación causó su curación (A causa B): trampa del "post hoc".
  • Los que fuman (A) ligan más (B). Fumar aumenta el éxito para ligar (A causa B): trampa del "cum hoc"
¿Por qué son argumentos incorrectos? ¿Por qué está mal razonar así?

En ambos casos, sacamos conclusiones precipitadas. En el ejemplo de la falacia "cum hoc", para asegurarnos de que A cause B (sea lo que sea A y sea lo que sea B, en este caso fumar y ligar, respectivamente), debemos excluir antes otras posibilidades:
  • Que B cause A. ¡Justo al revés de lo que pensamos! Imaginaos que realmente ocurre que los que ligan más (B) acaban fumando más (A) porque tienen más parejas fumadoras que le "pegan" el hábito (es un ejemplo). Esto tiene un nombre especial: se llama "falacia de la dirección incorrecta". ¡Pensamos que las cosas ocurren en una dirección y es al revés!
  • Que haya un factor desconocido "C" que cause A y B. Por ejemplo, las personas más despreocupadas (C) podrían fumar más (A) porque no tienen tanto miedo a enfermar del pulmón, y a su vez ligan más (B) porque no temen tanto al rechazo. La causa de ligar más es perderle miedo a que te den "calabazas", ¡pero si empiezas a fumar no tendrás más éxito!
  • Que la relación sea tan compleja que A y B sean meras coincidencias. También es posible que ambos datos estén emparentados por azar. Esta vida es en ocasiones muy compleja y cosas que parecen relacionadas no lo están tanto.
  • ¿Otras posibles explicaciones?
Con el "milagro de Lourdes" pasa algo similar. No podemos alegremente atribuir la curación a la Virgen sin antes hacernos una serie de preguntas:
  • ¿Mi padre estaba en tratamiento médico a la vez? Tal vez entonces la curación fue por la quimioterapia y no por el milagro (no debemos tampoco dar por seguro que fue gracias al tratamiento médico, sería utilizar la misma falacia otra vez)
  • ¿Hay alguna otra causa oculta que explique mejor la curación de mi padre?
  • ¿Es posible que el cáncer haya remitido espontáneamente? A veces las enfermedades se solucionan sin necesidad de actuación externa.
Es cierto que las causas ocurren antes que las consecuencias, pero no todo lo que está relacionado en el tiempo tiene relación de causa-efecto. Lo resume la frase: "correlación no es lo mismo que causalidad".

¿Cómo sabemos entonces qué causa qué? ¿Cuál fue la causa de la curación de mi padre? ¿Por qué los que fuman ligan más? ¿Qué ocurre con la marihuana y los trastornos mentales?

Para contestar a estas cuestiones los seres humanos hemos desarrollado y pulido un sistema "a prueba de trampas", precisamente para evitar cosas como el "post hoc" y el "cum hoc". Esta herramienta se llama "método científico", y persigue buscar las causas verdaderas de las cosas evitando errores como las falacias. Para que "A cause B" la ciencia te pide una serie de requisitos. Una es la "correlación", es decir, que A y B se den juntos más a menudo de lo normal. Pero no basta con correlación, hace falta cumplir otras condiciones más estrictas (explicarlas se va del tema de este artículo). Así, sabemos que:
  • El tabaco sí que puede causar cáncer (pero no solo por simple correlación)
  • La aspirina sí que puede quitar el dolor de cabeza (pero no solo por simple correlación)
  • La marihuana sí aumenta el riesgo de sufrir esquizofrenia (pero no solo por simple correlación)
Y también sabemos que
  • Rezar a la Virgen no aumenta las probabilidades de curarse (aunque puedan correlacionarse)
  • El gallo no causa que amanezca (aunque puedan correlacionarse)
La falacia del "post hoc", podría ser considerada la madre de todas las "supersticiones", como los milagros:
  • Aprobé el examen cuando llevaba mi camiseta roja. Ahora la llevo a todos mis exámenes.
  • Hoy me he caído de la moto, justo hace tres días que pasé por debajo de una escalera. No debí pasar por debajo de la escalera.
  • Fui al curandero porque no se me quitaba este horrible dolor de rodillas. A la semana de tomar sus hierbas, me curé. La próxima vez que me duela algo, iré al curandero.
  • La vidente me echó un mal de ojo, y desde entonces no duermo por las noches. Debo de estar maldita por su brujería.
  • Después de sacrificar una vaca y un cordero, la tormenta dejó de asolar el pueblo. Los dioses han aceptado el sacrificio y han dejado en paz a nuestra gente.
De la falacia "post hoc" podemos aprender la valiosa lección de que las anécdotas no sirven para probar nada. No basta decir "a mí me funciona", puede que haya causas ocultas que no estemos examinando adecuadamente. 

Para luchar contra estas trampas deberemos estar alerta y utilizar al científico que llevamos dentro. Hasta que eso ocurra, no está de más entrenarse con otros ejemplos:
  • Me duele la barriga, debe ser porque el arroz de hoy estaba malo.
  • Usted es un incurable cabeza loca porque nació cuando el Sol se paseaba por delante de la constelación de Acuario en presencia de Urano.
  • Cuando mi tío se fue a vivir a La Mancha, dejó el café y se pasó al poleo. No te puedes figurar lo que mejoró su asma.
  • Siempre que lavo mi coche se pone a llover.
  • Las riadas se llevan los puentes nuevos, pero no pueden con los puentes romanos. Es evidente que se hunden los puentes porque no se construye hoy como antaño.
  • El gimnasio no es bueno para adelgazar, está lleno de gordos.
  • Estudios demuestran que mujeres que desayunan Special K pesan menos que las que no lo desayunan. 
  • Una funcionaria de la oficina de empleos a otra-: No me extraña que estos tipos no consigan empleo. ¿Has visto qué gente más irritable?
  • Los niños de brazos más largos razonan mejor que los de brazos más cortos.
  • Cuando aumentan las ventas de helado lo hacen también los accidentes de tráfico. Comer helados aumenta el riesgo de tener un accidente.
  • Stephen Hawking hizo descubrimientos sorprendentes en física después de decir que era ateo. Si me paso al ateísmo, descubriré algo importante.
  • La Unión Soviética colapsó después de proclamar el ateísmo de estado. Deberíamos prohibir el ateísmo por las mismas razones.
  • Hoy ha comparecido Rajoy en el congreso, y la bolsa ha bajado. Los inversores tienen poca confianza en el presidente del gobierno.
¡Un saludo! :D

PD: una anécdota que ilustra muy bien la falacia del "cum hoc" ocurrió cuando la industria tabacalera, ante el hallazgo de que los fumadores tienen más cáncer de pulmón, intentó salvar la reputación del tabaco. Llegaron a decir que realmente lo que pasaba es que los que tenían cáncer empezaban a fumar porque eso les liberaba del estrés de su enfermedad. Hoy sabemos, gracias a la investigación científica, que esto es una "falacia de dirección incorrecta".

PPD: si queremos ser muy, muy, muy puntillosos, en vez de decir: "rezar a la Virgen no aumenta las probabilidades de curarse", sería más correcto decir "no está comprobado que rezarle a la Virgen aumente las probabilidades de curarse". Y también "no está comprobado que el canto del gallo sea la causa de que amanezca". Tened cuidado con la falcia "ad ignorantiam" (Entrada anterior). Bien pudiera ser que exista la intercesión divina, pero que aún no la hayamos detectado, o bien que la ciencia de la astronomía se equivoque y que en realidad el canto del gallo afecte de manera cósmica a la rotación de la Tierra.

Comentarios