Cómo desviar el tema de conversación: La pista falsa o "arenque rojo"


_________________________________________________________________________________
"Resumen para vagos"

Una "pista falsa", "arenque rojo" o "red herring" es una maniobra de distracción. Consiste en desviar la atención del tema de conversación principal sacando a colación un asunto colateral, que resulta irrelevante en la discusión. De esta forma, el rumbo del debate cambia de dirección.

Para defendernos de una pista falsa, primero debemos identificarla. Luego, señalar que el adversario está saliéndose del asunto que se está debatiendo en ese momento, y volver a centrarse en el tema principal.
_________________________________________________________________________________

¡Hola a todos!

Continuamos con nuestra descripción de las falacias o "trampas" argumentales más utilizadas.

Para quien sea nuevo en este blog, haré una pequeña introducción a las "falacias" en este párrafo azul: una "falacia" es un argumento o razonamiento que parece bueno o válido, pero que no lo es. Encontramos falacias allá donde haya una discusión o un debate cualquiera, y esto es muy frecuente: desde la política hasta tus conversaciones con tus amigos sobre temas del día a día, pasando a lo que vemos por la televisión o leemos en los periódicos, lo que encontramos por internet y, en definitiva, casi siempre que dos personas comparten información. A veces estas falacias se usan sin querer, por desconocimiento. Otras veces se usan para engañar y convencer a los demás a toda costa. Es por eso que me gusta llamarlo "trampas", porque es una metáfora bastante gráfica. Al igual que ocurre con las trampas, como los cepos para osos o los agujeros tapados con redes, las falacias pueden ser peligrosas. No obstante, podemos esquivar ambos tipos de trampas si las conocemos y no nos dejamos fiar por las apariencias. Si quieres saber más, haz click en la etiqueta Falacias o "trampas".

Hoy hablaremos de la falacia conocida como “pista falsa”, “desviar la cuestión”, “arenque rojo” o “arenque ahumado” (del inglés “red herring”), o, en latín, “ignoratio elenchi” (ignorar la refutación).

Hablemos de su nombre más pintoresco y curioso: el de “arenque rojo” o “red herring”… ¿qué significa? El término proviene de la caza de zorros usando perros sabuesos. Antes de la caza, existe una práctica en la que se distrae el olfato de los sabuesos usando un pescado oloroso, el “red herring”, de esta forma se enmascara el olor del zorro, y todos los sabuesos deben empezar desde cero a rastrear su presa.

Por lo tanto, un “red herring” es una maniobra de distracción. Y al igual que se puede distraer a un sabueso de perseguir al zorro, se puede distraer a una persona en un debate o conversación.

Así, la falacia de la pista falsa o arenque rojo consiste en despistar, es decir, distraer la atención del adversario y de los oyentes hacia un asunto colateral. Se introduce una anécdota, un dato irrelevante… cualquier cosa, con tal de esquivar el tema principal de conversación.

Lo ejemplifica el dicho castellano: ¿De dónde vienes? Manzanas traigo.

—¿Qué buscas debajo de la farola?
— Las llaves.
—¿Estás seguro de que es aquí donde las has perdido?
— No, pero aquí hay más luz.

— El secuestro es un crimen horrendo.
— Sin duda, pero aquí lo que se discute es si el acusado lo cometió o no.

Tiene la siguiente forma:

  • Se discute el tema A.
  • Se introduce el tema B bajo la apariencia de ser relevante para el tema A (pero el tema B es irrelevante)
  • Se abandona el tema A.
Ejemplos:
  • El conductor— Gracias al euro, ante nosotros se abre un sólido futuro común para todos los europeos a salvo de la inestabilidad internacional y de las maniobras de los especuladores.El policía de tráfico— Vale, pero usted sopla el alcoholímetro.
  • Pablo es un buen deportista y debe ganar la copa. Después de todo, es un buen tipo, ha donado mucho dinero y es miembro de una ONG.
  • Deberíamos dejar que los bancos quebraran por sus malas prácticas.
    Sí, pero en tiempos económicos duros necesitamos apoyar a nuestro presidente.
  • Creo que hay que endurecer los requisitos para los estudiantes graduados. Te recomiendo que lo apoyes tú también, de todas formas, estamos en una crisis presupuestaria y no queremos que afecte a nuestros salarios.

El objetivo del arenque ahumado es disimular la debilidad de la propia posición. La idea básica es “ganar” la discusión atrayendo la atención fuera del argumento hacia otro tema. Si el asunto colateral despierta las emociones del público, es fácil desviar la conversación hacia terrenos pantanosos.

¿No está usted de acuerdo con el procesamiento de Pinochet? ¿Es que no le
importan las cuatro mil víctimas mortales, ni el dolor de sus familias?

— Es preciso resolver el problema de los barrios marginales.
— En eso estamos de acuerdo, pero lo que usted propone ya se ha ensayado sin éxito, cuesta demasiado y nos obligaría a renunciar a los programas que están en marcha.
— A usted lo que le ocurre es que ni entiende el problema ni le preocupa la situación de la infancia marginada, ni la de los jóvenes hundidos en la droga...

¿No va a votar usted en contra del aborto? ¿Es que no le importan los niños que morirán sin ver la luz, sin que se respete, como se le respetó a usted, el derecho a vivir, a estar aquí?

Puede que pienses que él ha copiado en el examen, pero ¡mira al pobrecillo! ¿Cómo se sentiría si le hicieses sentarse otra vez?

Esta especie de “razonamiento” es falaz porque el simple hecho de cambiar el tema de conversación no puede contar como un argumento en contra frente una afirmación.

Un cristiano puede empezar diciendo que las enseñanzas del cristianismo son ciertas sin lugar a dudas. Si después, al rato, argumenta que la cristiandad es de gran ayuda para mucha gente, no importa qué bien lo haga: no habrá probado que las enseñanzas cristianas son ciertas.

Esta falacia produce un diálogo de sordos en el que no existe ninguna posibilidad de entendimiento, porque ni siquiera se sabe cuál es la postura de los contendientes, ni qué es lo que se quiere demostrar. El único resultado claro es que la cuestión se elude, que el auditorio pierde el rumbo y que, si quien la cultiva es hábil, puede dar la impresión de que domina el debate. Puede ser una de las “trampas” más frustrantes y efectivas de las que se observan.

Puedes decir que la pena de muerte es poco efectiva para disuadir de cometer crímenes, pero ¿qué pasa con las víctimas del crimen? ¿Cómo crees que se sienten los familiares supervivientes cuando ven que el hombre que asesinó a su hijo sigue en prisión, y ellos cargan con los gastos? ¿Está bien que deban pagar para alimentar y albergar al asesino de su hijo?

- Deberíamos legalizar la marihuana, con la situación actual las familias quedan despedazadas.
- Pero mira todos esos drogatas arrestados, obviamente son criminales.

La pista falsa es una falacia “madre”, de la que participan todas las que tratan de desviar la atención hacia otro asunto. Otras trampas que ya hemos visto pueden considerarse variantes del “arenque rojo”: ataque personal, apelación a las consecuencias

No puede condenar a mi cliente de asesinato. Hemos probado que uno de los oficiales que lo arrestó hizo comentarios prejuiciosos, comentarios desdeñosos de mi cliente. Mire la cinta de vídeo, la de audio, el propio testimonio del hombre: es un racista de tomo y lomo, no debería confiar en nada de lo que él diga. (Tipo de ataque personal o falacia "ad hominem")

Para defendernos de alguien que use esta falacia tenemos que permanecer centrados en el tema original y continuamente puntualizar que nuestro adversario se está saliendo del tema de discusión.

¡Un saludo! :D

Comentarios