Desmontando mitos del tabaco (3): "el tabaco me sirve para afrontar el estrés"

Tal vez te interese leer antes:
 Dejar de fumar es una buena manera de reducir el estrés y la ansiedad.

_________________________________________________________________________________
PUNTOS CLAVE
- 2014 es un buen año para dejar de fumar.
- Fumar cigarrillos aumenta los niveles de estrés y ansiedad. Dejar de fumar reduce el estrés.
- El tabaco contiene nicotina, poderosa sustancia que confunde al cerebro provocándole adicción.
- La abstinencia a la nicotina (el "mono") causa estrés e irritabilidad.
- No obstante, muchos fumadores creen que el tabaco les relaja, cuando en realidad la "relajación" momentánea que sienten al fumar un cigarrillo se debe a que se calma un estrés que está producido por el propio tabaco.
_________________________________________________________________________________

¡Hola de nuevo a todos! 

"Este año nuevo me propongo dejar de fumar..." ¿Os suena, verdad? Uno de los propósitos más extendidos para cada año que empieza es vivir de forma más saludable, y dejar los cigarrillos es una buena manera de hacerlo. Pero no es tan fácil decirlo como hacerlo, así que desde Las Memorias de Charles queremos hacerle las cosas un poco más fáciles a nuestros amigos fumadores (habituales o esporádicos), a que se animen a mejorar su salud en 2014.

Para ello recurriremos, como ya hemos hecho anteriormente, a aportar argumentos racionales a favor de abandonar el tabaco y embarcarse en las consecuencias positivas de vivir sin humos. Trataremos de desmontar los extendidos "mitos" del tabaco: creencias irracionales y falsas, que pese a ello siguen con nosotros, envenenando nuestras mentes de excusas infundadas e ideas peligrosas. Todo con un objetivo triple: facilitar que aquellas personas que fumen puedan dejar su hábito, disuadir a los que se están planteando entrar en este mundo, y ayudar a aquellos que quieren convencer a otras personas a abandonar los cigarrillos.

El mito de hoy trata sobre el estrés, del que escribí hace poco en la reseña de un interesante libro.

...................................................................................................................................................................



Dejar de fumar es una buena manera de reducir el estrés y la ansiedad: así lo han constatado diferentes estudios científicos. Fumar cigarrillos se asocia a un mayor nivel de estrés y de ansiedad, y también se ha vinculado a un mayor riesgo de depresión. No obstante, estos problemas son reversibles si se abandona el tabaco.

¿Por qué estresa el tabaco? Los cigarrillos contienen una poderosa sustancia, la nicotina, que mimetiza a una sustancia natural que existe en nuestro cerebro, llamada acetilcolina. La acetilcolina es un neurotransmisor fabricado por nuestras neuronas, y se encarga de la transmisión de los impulsos nerviosos. Cuando fumamos, el cerebro se inunda de nicotina, y, ya que se parece a la acetilcolina, aprende a funcionar en su presencia. En el momento en el que el efecto del cigarrillo se acaba, el cerebro siente "necesidad" de nicotina, y es por eso que se desencadena una sensación desagradable de desasosiego y nerviosismo, que hace que busquemos otro cigarrillo lo antes posible. 


El tabaco actúa sobre las neuronas, 
especialmente sobre el neurotransmisor "acetilcolina".


Esta situación a lo largo del tiempo aumenta de forma sostenida los niveles percibidos de estrés y ansiedad. Los fumadores tienen niveles de estrés más elevados que los no fumadores. Además, las personas que dejan de fumar viven menos estresadas que aquellas que siguen estancadas en el hábito.

No obstante, lo que los fumadores experimentan, de forma errónea, es que "el tabaco me sirve para afrontar el estrés". Aducen que cada cigarrillo les sirve para relajarse ante una situación estresante.

Ya hemos visto que el tabaco realmente aumenta el estrés. Entonces, ¿cómo puede parecer relajante?

El mecanismo es químico. Cuando la nicotina llega a las neuronas y mimetiza la acción de la acetilcolina, esto causa la alteración de otras sustancias, como la dopamina y noradrenalina, creando una sensación subjetiva de placer y "relajación". Sin embargo, realmente el "estrés" que se alivia es el producido inicialmente por la adicción a la nicotina. Es decir, el tabaco es el responsable del nerviosismo que en teoría "calma" tras cada cigarrillo.


El tabaco altera el cerebro a nivel químico, por eso produce nerviosismo.


Es como si un incendio alguien confundiera al pirómano con el bombero. Eso justamente es lo que le ocurre a muchos fumadores: no se dan cuenta de que el responsable del "incendio" es el cigarrillo.

Imaginaos si andásemos todo el día con una piedrecita metida en el zapato, que nos causa dolor y molestias a cada paso que damos. Cuando llegamos a casa y nos quitamos la piedra, sentimos gran placer y alivio. Al día siguiente, nos meteríamos otra piedra en el zapato, para sufrir más dolores y molestias, que se aliviarían al llegar a casa. ¿Diríamos entonces: "las piedras en el zapato me relajan"? No, las piedras son la causa, no la solución. Con el tabaco pasa lo mismo, pensamos que nos relaja cuando en realidad nos causa estrés todo el día, que solo se alivia en el momento en el que fumamos.

Si crees que vives estresado y el tabaco te ayuda a combatirlo, quizá sería mejor que te desprendieses de él una vez por todas... ¡eso te relajará de forma mucho más efectiva!

¡Un saludo a todos! :D

Comentarios