Mis sensaciones en la asamblea de Ganemos Albacete





Iba yo hace poco por la calle cuando me dieron un panfleto informativo de una especie de movimiento ciudadano llamado "Ganemos Albacete", que se iba a reunir este sábado para realizar su asamblea constituyente, y que me invitaba a acudir y participar. Movido por la curiosidad, guardé el papel. Hace mucho que sueño y hablo de un mundo mejor, pero hasta entonces no había hecho absolutamente nada reseñable que hubiera contribuido a cambiar nuestra sociedad. Simplemente había cambiado el mundo un par de veces por facebook, lo típico.

Me informé sobre ese tal "Ganemos", vi que era un movimiento que también existía en otras ciudades, que tenía el objetivo de presentarse a las municipales, y que parecía tener cierta vinculación con el partido Podemos. Voy a ir, pensé, no pierdo nada y a lo mejor me encuentro con alguna sorpresa. Leí el manifiesto y el orden del día en la web, me apunté unas cuantas dudas en una libreta para preguntarlas (y así me obligaría a perder un poco de mi usual timidez en eventos de este alcance), y salí un sábado por la mañana rumbo al centro sociocultural del Ensanche, sin ninguna expectativa de lo que iba a ocurrir allí. 

Llegué temprano, me senté en una de las primeras filas. Menos mal que lo hice, porque al poco tiempo la sala estaba abarrotada con unas 150-200 personas. Hice un sondeo visual por la habitación: había gente joven pero sobre todo de mediana edad. Conocí a un par de profesores míos, pero la grandísima mayoría eran personas anónimas para mí, que daba la casualidad de que estaban allí conmigo en el mismo sitio y a la vez. 

La asamblea duró dos horas y media, y hubiera durado más si no hubiese que abandonar la sala a las 2 en punto. Durante ese tiempo se presentó el proyecto de Ganemos, se votó el Manifiesto y la composición de la mesa de coordinación del proyecto (en todas las votaciones participamos todos los presentes, a mano alzada, incluido yo que tuve que orientar mis votos en base a los pocos datos que podía conseguir de las presentaciones de los candidatos), se abrieron unas comisiones, que van a trabajar en las distintas partes del programa electoral, y se abrió el debate de la "forma jurídica" que tendría Ganemos (¿partido político? ¿coalición de partidos? ¿agrupación de electores?). 

Pero más allá de aburriros con los detalles del proyecto, que si estáis interesados podéis consultar en su página web u os los explico por privado, quiero compartir con vosotros mis sensaciones de lo que supuso estar allí esa mañana de sábado. 

Incertidumbre y desconcierto al no saber qué me esperaba, y también nervios. Intervine unas cuantas veces, y pronto se me quitaron. Noté mucha energía en esa sala. Dentro había gente de partidos políticos como Podemos o Izquierda Unida (yo no conocía a nadie, pero la gente de mi alrededor iba comentando cosas y yo capté algo de información), pero también había mucha gente no militante en ningún partido pero involucrada en distintos movimientos ciudadanos. De hecho noté cierto "pique" entre los miembros de partidos y los ciudadanos "a secas". 

En la sala hubo bastantes personas que me irradiaban verdadera ilusión y pasión por el proyecto. Gente que se le notaba que quería de verdad cambiar las cosas, mejorar nuestra ciudad, trabajar juntos entre todos los ciudadanos, crear algo nuevo. También había gente que me parecía movida más por el afán de revancha, la indignación y el cabreo hacia la situación actual y hacia los partidos políticos en general. 

El proyecto como tal me ilusionó a mí también. Quizás pensaba al principio que esto sería una maniobra de algún partido para conseguir votos, pero me encontré allí a un montón de ciudadanos reunidos para decir: "venga, a ver cómo arreglamos esto". Pusieron mucho hincapié en que los representantes tenían que ser 50% mujeres y 50% hombres (y así se hizo), y que no querían que se vinculase ningún partido en concreto, sino individuos a título individual. 

Con la reunión del sábado se dio el pistoletazo de salida a una aventura que espero que sea muy gratificante. Por mi parte espero ayudar aportando lo que buenamente pueda (me he apuntado a un par de comisiones). No sé hasta qué punto esto tendrá éxito en el futuro, pero si depende del ánimo y la fuerza de la gente que vi reunida, no tendrá ningún problema en despegar. 

Estoy contento por haber hecho el esfuerzo de pasar de un rol "pasivo", de solo decir palabras y no hacer nada, a un comienzo de papel "activo". Con poco que se consiga ya estaré más que satisfecho.

Comentarios