"NADA es tan TERRIBLE"



"NADA es tan TERRIBLE"

Esta frase (y dibujo) se la debo a Rafael Santandreu, psicólogo del que soy fan y que veré en un congreso en Barcelona la próxima semana, wiwiwiwi.

Su filosofía, que comparto, dice que hoy en día muchas personas sufrimos de "terribilitis": pensamos que muchas cosas son "terribles", que significa "no lo puedo soportar, no podré ser feliz".

De esta manera, reaccionamos de forma exageradamente negativa ante las cosas malas que nos ocurren, y nos quedamos inmovilizados en vez de disfrutar de lo que tenemos.

"Nada es tan terrible" porque en todos lugares y todas épocas, ha habido personas que han sabido ser felices y considerarse valiosas incluso en las situaciones más extremas. Si ellas no se quejaron, ¿por qué yo?

Esta filosofía es profundamente racional y lógica. No se basa en frases bonitas y místicas, sino en la certeza de que necesitamos muy, muy poco para ser feliz: comida, bebida, refugio, alguien que nos quiera. El resto puede ser prescindible si tenemos una mentalidad fuerte.

¿Qué cosas soléis clasificar de "terribles" o muy malas, que luego resultan no ser para tanto? Abrazos!

Comentarios