"Recuerda... Tú no eres tu malestar"



"Recuerda... Tú no eres tu malestar"

Esta frase la he extraído del mindfulness, que es una filosofía/terapia/modo de vida basada en la aceptación del momento presente, en experimentar lo que ocurre sin juzgarlo ni crear sufrimiento por ello.

Muchas veces siento malestar dentro de mí. Unas veces es más grande y otras veces más pequeño. La mayoría del tiempo, suele desaparecer al cabo de un rato, pero en ocasiones me quedo "atrapado" y no puedo salir de ahí. Entonces se convierte en una bola de nieve y me siento peor, y peor, y peor...

En esos momentos me es útil "observar" mi dolor. Sentarme tranquilo, respirar lento, y centrar mi atención en aquello que estoy sintiendo: la tensión en mi espalda, el nudo en la garganta y en el estómago. También noto como mis pensamientos andan sin control diciendo toda clase de barbaridades. Y mientras, ahí estoy "Yo", observando, mirando con atención el escenario.

El malestar no soy yo, es algo que me ocurre, pero que si mantengo cierta distancia, es más fácil que vuelva a desaparecer. Así tiene menos poder sobre mí. Mi verdadero "Yo" está por debajo, mi conciencia. Cuando me distancio del dolor, es más fácil manejarlo, y surge de nuevo la calma y la paz interior.

¿Qué os sugiere esta reflexión? Abrazos!

Comentarios