"Ya tengo bastante para ser feliz"



"Ya tengo bastante para ser feliz"

Esta frase muchas veces causa un fuerte impacto en mi cabeza: PUMM!! 

Me pasa cuando estoy preocupado por las mil cosas que tengo que hacer, estresado porque me falta tiempo por todas partes, obsesionado en que las cosas salgan bien, pendiente de todo. También me pasa cuando me cabreo con alguien porque le exijo actuar de forma diferente, o ser de forma distinta. En definitiva, cuando no estoy a gusto.

Y es que en todos esos momentos ya tengo bastante para ser feliz. Tengo asegurado lo básico (comida, bebida, hogar, gente que me quiere), y lo básico es suficiente para ser feliz. Todo lo demás son añadidos, pero podría prescindir de ellos. Así que relax.

Pensar en esta frase me quita muchísima presión psicológica y me ayuda a hacer las cosas con más energía y más alegría.

¿Qué os parece? Abrazos!

Comentarios