"Ante una persona agresiva... Respondo amablemente, porque no quiero que sea él quien decida como voy a actuar yo"




"Ante una persona agresiva... Respondo amablemente, porque no quiero que sea él quien decida como voy a actuar yo"

Esta frase me gusta porque me resulta útil para calmarme cuando alguien me "saca de los nervios", como se suele decir.

En realidad, nadie me puede sacar de los nervios, sino que soy yo el que me exaspero al pensar de forma equivocada: "no debería hacer eso", "no puedo soportarlo", etc.

Sin embargo, si aprendo a pensar de otra manera ante las personas que actúan de forma agresiva o molesta, puedo controlar mejor mis emociones y elegir cómo quiero responder.

Uno de los trucos que uso es la frase que ya subí ("tu enemigo es tu maestro zen"). Esta es otro de ellos: recordar que soy yo el que tiene el poder de mis emociones, y si me enfado es porque yo lo quiero así y no porque otra persona me lo imponga. Así que no me da la gana de dejar de ser amable por muy enfadado que estés.

¡Un abrazo! 
Emoticón grin

Comentarios

  1. Una reflexión muy acertada. Me ha recordado mucho a la filosofía que enseñaba Epicteto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario