"No hay problemas, solo hay situaciones. Situaciones que han de ser afrontadas o que han de dejarse como están y afrontarse"



Hoy traigo esta frase porque me ayuda a sentirme menos preocupado cuando tengo algún "problema" que ronda mi cabeza. En ocasiones, empleo mucho tiempo preocupándome sobre cómo saldrá una determinada situación, si se resolverá bien, si no, qué ocurrirá... y eso ocupa mis horas y mi energía.
Esta frase me hace replantearme el enfoque: ¿Qué situación tengo? ¿Puedo hacer algo para cambiarla? Si es que sí, lo hago. Y si no puedo hacer nada, lo acepto, como una condición más de la vida. Cuando llueve, llueve.
Entonces, los problemas dejan de ser "problemáticos", pasan a ser algo más natural... y empleo mi energía de forma productiva.
¡Un saludo! :D

Comentarios