Ya has triunfado.



"A un nivel profundo, ya estás completo. ¿Cómo puedes fracasar? Ya has triunfado."

De las frases que utilizo para meditar, esta es una de las más potentes, de las que más me ayuda a sosegarme y librarme de preocupaciones inútiles.


Cuando estoy estresado por las exigencias del entorno, o tengo miedo a fracasar en alguna tarea nueva, me siento intranquilo y agitado. A lo mejor no me doy cuenta al principio, pero si me paro a respirar y meditar, me queda claro: tengo miedo al fracaso. El fracaso significa no cumplir todas las tareas a tiempo lo bien que se espera de mí (estrés). El fracaso significa fallar en una tarea, quedar en ridículo, ser criticado (miedo). En ambos casos, la idea subyacente es que, si fallo, me quedaré incompleto, vacío. Valdré un poco menos, seré menos digno. Es curioso como todas estas ideas están escondidas en el día a día, y a veces afloran en forma de sentimientos desagradables.

Si en uno de esos momentos leo esta frase, o la recuerdo, y la medito por unos momentos, el efecto es inmediato: una relajación instantánea. Naturalmente, comienzo a sonreír, y afronto mejor la realidad del momento. "Ya estás completo" quiere decir que ya tengo todo lo que necesito y mucho más, que en mi propia realidad de la existencia, soy digno de todas las cosas, que mientras siga vivo tengo cualidades valiosísimas. "Ya has triunfado" quiere decir que la vida misma es un triunfo, que todo lo demás son adornos, y que esos adornos pueden ser desagradables, pero nunca pueden destruir mi identidad más profunda.

Cuando pienso de esta manera, mi "mente" deja de ser un mar caótico que me domina, para ser un fiel y útil servidor. Ya no gasto tanta energía en preocuparme y desesperarme, sino que la empleo para disfrutar y aprovechar las oportunidades de las que dispongo.

¡Un saludo! :D

(Frase extraída del libro El poder del ahora, de Eckhart Tolle)

Comentarios